DERMATOLOGÍA CLÍNICA

La piel es el órgano más extenso y expuesto del cuerpo y por lo tanto son muchas las patologías que pueden afectarla: alergias, acné, lesiones cancerosas, alteraciones del pelo y la uñas, etc. El diagnóstico y el tratamiento precoz son decisivos para estas afecciones.

acné

El acné tan común en la adolescencia y que muchas veces se prolonga más allá, no es cierto que está relacionado con la mala alimentación (grasas, chocolates), sino que se debe al estímulo hormonal. Para tratamiento hay una gama extensa de productos adecuados a cada paciente y que se va modificando en el mismo de acuerdo a la evolución. Pueden utilizarse sustancias tópicas como el peróxido de benzoilo, la clindamicina, la eritromicina, los ácidos retinoico y glicollico; otras veces debemos recurrir a medicación sistemática como los antibióticos o la isotretinoina con muy buena respuesta terapéutica. Se puede completar el tratamiento con peelings químicos que aceleran la mejoría y son muy efectivos también para tratar las marcas.

alopecia

A la caída del pelo hay que prestarle atención porque no siempre se debe a factores hereditarios o estrés y muchas veces es un signo de otros problemas orgánicos importantes como trastornos tiroideos, anemia, etc. Existen múltiples y efectivos tratamientos dependiendo de la necesidad individual por lo que siempre es conveniente consultar precozmente.

lunares

Pueden ser de nacimiento o aparecer con los años, son oscuros, claros o sin color y sus consecuencias pueden ser ninguna, dudosa o malas. Existe una sinonimia fácil de aplicar el ABCDE de los lunares, donde A es asimetría, B bordes, C color, D diámetro y E espesor. Las variaciones de estos parámetros constituyen signos de alarma, pero el dermatólogo es el único que nos puede informar sobre cada caso. La premisa fundamental es protegerse del sol, controlarse y ante la menor duda consultar.

vitíligo

Es la falta de pigmento en la piel del cuerpo o del pelo. Es una enfermedad de origen desconocido en la cual la respuesta inmunológica desencadena formación de defensas (anticuerpos) contra las células que forman el pigmento (melanina). Pueden asociarse con enfermedades tiroides, anemia o situaciones de stress desencadenantes. El tratamiento puede ser realizado de varias maneras dependiendo del paciente: Aplicación de cremas, sol, puva terapia, etc.

alteraciones de uñas

Las uñas pueden sufrir cambios en su estructura y color debido a diferentes factores:

-Descamación en hojaldre:
Se produce por deficiencia de aminoácidos que las mantienen compactas los que deben aportarse por boca y no tienen ninguna mejora con sustancias aplicadas localmente (calcio, esmaltes, etc.)

-Hongos:
Generalmente la uña afectada cambia de color (verde, marrón, azulada) y a veces hay pérdida parcial de la superficie o despegamiento de la misma. El tratamiento efectivo es siempre con antimicóticos tomados por boca y por varios meses (3 a 6,a lo que se puede asociar la aplicación de lacas.

-Traumática:
Para su corrección debe consultarse a un médico traumatólogo ya que generalmente se deben a alteraciones en la postura del pie.

psoriasis

Es una enfermedad inmunológica que puede afectar cualquier parte del cuerpo incluyendo las uñas. Su origen es desconocido, aunque se saben los cambios inmunológicos que se producen y allí va orientado su tratamiento. Hasta hoy no podemos hablar de que exista una cura para esta enfermedad, pero si de control de la misma, durante el cual el paciente puede estar por tiempos prolongados sin lesiones en la piel. Existen múltiples y variados tratamientos, desde aplicación de cremas hasta medicación por vía oral o intramuscular y puva terapia. Hay que adaptarlos a cada caso en particular.